Prevención del Alzheimer

 

Mal de Alzheimer: Incurable pero prevenible

El mal de Alzheimer es la forma más común de demencia en adultos mayores de 65 años, aunque no la única, y en la actualidad no tiene cura pese a las investigaciones sobre su origen y tratamiento que están en marcha en distintas partes del mundo. Sin embargo, en lo que sí se ha avanzado es en determinar cuáles son los principales factores de riesgo y la forma de prevenir en gran medida la enfermedad.

«Río Negro» quiso conocer cuál es la situación en la región en cuanto a diagnóstico y tratamiento y su grado de accesibilidad, para lo cual entrevistó a Martín Regueiro, médico geriatra y referente del área Adulto Mayor de la Subsecretaría de Salud de Neuquén y, a la vez, representante en la provincia de la Asociación de Lucha contra el Mal de Alzheimer (ALMA).

¿Los pacientes de la región pueden acceder a los mismos tratamientos que, por ejemplo, en Buenos Aires?

No hay una diferencia significativa entre la región y Buenos Aires en cuanto a medicamentos o tratamientos. La mayoría tienen respuesta diferente según el paciente pero en general enlentecen el deterioro, más que mejorarlo de un día para otro. Cuando uno habla de demencia habla de distintos estadios, habla de un deterioro cognitivo leve, moderado o severo. Demencia es cuando ya el paciente perdió la capacidad para hacer las actividades básicas de la vida diaria, tiene más repercusión sobre el estado general.

¿Cuáles son esos tratamientos?

Cuando hay deterioro cognitivo leve, hay algunos beneficios adicionales y medicamentos que son accesibles en la zona como donepezilo, rivastigmina, galantamina, que se dan y que las obras sociales los cubren y no son tan caros. Cuando ya hay un deterioro cognitivo que es de moderado a severo se puede agregar un tratamiento con memantine, que tiene un mecanismo de acción un poco distinto pero también es accesible, pero siempre la recomendación es hacer tratamientos de estimulación cognitiva, es decir no solo trabajar con fármacos sino también con psico educación y talleres de estimulación de la memoria.

¿Esos talleres se hacen sólo en el ámbito privado?

Hay lugares privados donde se hacen y en Neuquén los hicimos en el hospital Heller (en el ámbito público), ahora estamos en un impasse pero la idea es largarlos a la brevedad nuevamente. El PAMI tiene muy buenas estructuras en relación a talleres de estimulación de la memoria, y seguramente hay en Río Negro porque es un programa nacional. La mente tiene distintas aristas, la cognición no tiene que ver solamente con la memoria, con lo que se recuerda sino también con lo que se crea. Un taller de estimulación de la memoria fortalece solo una parte de la mente o mejora la capacidad o la autoestima en cuanto a la memoria puntual pero también un taller de música, de teatro, de literatura o actividades artísticas en general, que se hacen en todos lados, son protectores neurológicos. Parece una verdad de perogrullo pero lo de la prevención tiene que ver con que todos tenemos una reserva cognitiva, los que tenemos instrucción estamos protegidos, la educación es un factor de protección.

¿Cuáles son las principales medidas de prevención?

Prevención no es sólo no fumar, no consumir alcohol en altas dosis, evitar la hipertensión, la obesidad y el sedentarismo haciendo actividad física; también la educación hace que llegues lo mejor posible y tengas después más herramientas. Por eso se da muchas veces que en las personas con un nivel intelectual muy alto, el diagnóstico de deterioro cognitivo se hace (más) tardíamente. Está demostrado por ejemplo que hay algunas personas con vida social más activa y que tienen menor prevalencia de deterioro cognitivo, lo que tiene que ver con la estimulación, con distintas maneras de hacer que el cerebro, «que es un músculo que si usted no lo usa se atrofia» -el planteo de esta analogía es válida- porque uno tiene distintas maneras de fortalecer eso y mientras más aporte, menos riesgo tiene de tener una lesión».

¿Y en los casos severos qué se hace?

Hay poco para hacer en cuanto al tratamiento específico. Cuando uno tiene un paciente con un deterioro cognitivo severo, lo que se hace es un enfoque al grupo familiar para enfrentar esta situación y tratar de hacer una estimulación que es a medida como (lo son) todos estos tratamientos. Cuando los deterioros avanzan lo que uno hace es tratar de adaptar a cada grupo familiar los estímulos que sean beneficiosos. Lo mismo se hace la adaptación en el domicilio para que no haya muchos estímulos en simultáneo: que esté el televisor, la radio prendida y haya alguien gritando porque eso desorienta, eso confunde al adulto mayor».

¿Las personas van a la consulta cuando tienen algún síntoma o lo hacen por pura prevención?

Hay de todo. Las consultas habitualmente son por lo que uno llama queja cognitiva que es el olvido frecuente que la mayoría de las veces son benignos, o muchas veces también en estadios muy avanzados de la enfermedad cuando ya la familia encuentra que la persona se desorienta francamente en el espacio o en el tiempo o que tiene discurso incoherente y que generalmente son cuando hablamos de Alzheimer, que es una de las principales causas de deterioro cognitivo pero también las demencias vasculares o las mixtas que son las vasculares asociadas a hipertensión con problemas de colesterol y dislipemia y que también son muy frecuentes y se sinergizan; van una a favor de la otra y se suman y el multichoque (múltiples fenómenos que se suman) lo complican todavía más.

La tarea del médico, entonces, en el primer momento de contacto es diferenciar de qué se trata.

Exactamente, cuando viene una persona con queja cognitiva, primero uno tiene que definir qué tipo de deterioro cognitivo es, si se trata de olvidos benignos o si se trata de un deterioro que puede evolucionar en una demencia. Uno lo que tiene que hacer es descartar causas secundarias. Un paciente que tiene otra enfermedad -metabólica por ejemplo- que descompensa la memoria (enfermedades tiroideas, por déficit de vitaminas, alcoholismo -frecuente en la zona-, depresión, (que es muy común), o un cuadro ansioso de base.

¿Hay tratamientos o medicamentos nuevos que se estén probando contra el Alzheimer?

No hay trabajos ni medicamentos que hayan demostrado una curación de la enfermedad. Lo único que demostró menor cantidad de deterioro cognitivo es la prevención. Otros tratamientos tienen mejorías que son puntuales. No hay un tratamiento del Alzheimer que cambie el pronóstico de la enfermedad, solo enlentecen la evolución. Igualmente siempre hay algo para hacer. Lo que pasa es que uno asocia tratamiento con medicamento y no siempre es así. Muchas veces uno hace mejor con lo que no es medicamento sobre todo en estas enfermedades. Acompañando a la familia, asistiéndola o previniendo hace mucho más que prescribiendo una receta, generándole gastos y efectos adversos en el paciente.

¿El Alzheimer lleva a la muerte?

No. El paciente en general se muere por una causa asociada (comorbilidades) cuando el deterioro cognitivo es tal que empieza a repercutir sobre otras zonas. Hace que empiece a fallar, por ejemplo, el acto de tragar. La causa más común de muerte en personas con Alzheimer son las enfermedades respiratorias.

¿Hay causas genéticas?

Sin duda que siempre hay un factor genético dando vuelta en la enfermedad de Alzheimer pero particularmente cuando aparece en pacientes jóvenes seguramente hay un factor genético que se asoció.

¿La enfermedad consiste, básicamente, en la muerte de las neuronas?

Consiste en una degeneración neuronal porque muerte neuronal hay todo el tiempo; lo que pasa es que muchas veces son en lugares claves, donde tienen mayor impacto, por eso la enfermedad de Alzheimer tiene compromiso en la memoria y no en otra cosa. Son degeneraciones neuronales específicas, tienen que ver con algunas áreas del cerebro en particular.

¿Hay alguna forma de estimular la regeneración neuronal?

Todas las actividades que hablamos son maneras de estimular, lo que hablamos de prevención. Muchas veces no vamos a ver un cambio significativo, no es que esa persona va a volver a ser quien era… pero sí lo que hacemos es retardar su deterioro cognitivo.

¿Se recomienda al mismo tiempo tratamiento psicológico?

Del grupo familiar y del paciente, todos tienen beneficio. Lo que pasa es que el tratamiento psicológico es (siempre) a medida para la familia; uno va viendo, muchas veces tratamientos grupales o individuales porque son en general situaciones muy dramáticas que agotan mucho al cuidador, por eso es tan importante acompañar al familiar y no dejarlo solo.

Fuente:http://www.rionegro.com.ar/diario/mal-de-alzheimer-incurable-pero-prevenible-3398143-9574-nota.aspx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *